.

Sigueme desde Email

jueves, 8 de octubre de 2015

Ni Todo Es Tan Alegre, Ni Tan Triste Como Puede Llegar A Ser


Una gota cae por las hojas, llega a la nariz de un niño, refunfuña y mira arriba, sonríe, tiene una sonrisa agradable, el niño, no pasara de los 4 años, es de cabello rubio y ojos verdes, todo pasa como un fotograma...
Esta acción se repite...el niño ahora llora...
Una pluma blanca cae hasta el suelo. La pluma se desvanece, y aparece un ángel, el ángel descontento se levanta, y mira al niño, le sonríe, y el niño lo mira. Vuelve a reír...El ángel lo envuelve en sus grandes alas.
El niño sonríe, y las alas del ángel se vuelven negras...
Poco a poco una luz envuelve a los dos, se desvanecen...
Hay una gota en el suelo, es una lagrima de ese niño, que se ha desvanecido, la lagrima car por la colina como una gota de agua, dejando un rastro por su camino, la gota llega a un lago...
Se abre paso por las demás gotas todas juntas.
Empieza a abrirse camino hacia el fondo del lago.
La lagrima se distingue por su esplendor, brilla mucho mas que las demás gotas.
Pero no se rinde, sigue su camino, se esfuerza por llegar al fondo.
Ve una oscura cueva en el fondo, por donde entra.
El nivel del agua baja, llega hasta la orilla de un manantial, donde esta el niño, esta sentado mirando al agua...
En el momento de llegar a la orilla, el niño mete las manos en el agua y coge la gota en sus manos inconscientemente...
El niño se levanta y sale corriendo, tiene los brazos abiertos, hay una persona mayor, no se le ve el rostro.
Es una persona alta, el niño se abraza a el, la persona lo coge en brazos, y se lo pone en los hombros, la persona sonríe y se le ve el cabello morenos, y sus ojos amarillos. Se dan la vuelta y se van por una gran grieta...


Ni todo es tan alegre, Ni tan triste como puede llegar a ser...

No hay comentarios:

Publicar un comentario